Transformadores de alto rendimiento

A casi 80 años de su fundación en México, IG Transformadores continúa creciendo en el sector eléctrico. Bajo el entendido de que los productos que fabrican son un componente crítico para el éxito de sus clientes, su amplia oferta, calidad, valores e inversiones en los rubros de investigación y desarrollo son los engranes que la mantienen en movimiento

Por Irayda Rodríguez / Fotografías Constructor Eléctrico

Transformadores monofásicos y trifásicos tipo pedestal, tipo poste, sumergible y seco, así como tanques de potencia integran el portafolio de IG Transformadores para dos grandes sectores económicos: el energético y el de la construcción. Desde 1940, la compañía emprendió el vuelo para ser conocida en México y más allá de sus fronteras siguiendo las directrices de su Directora General, la Mtra. Yuri Hernández Rodríguez.

A la par de la constante evolución de la industria, la empresa se ha renovado para mantener su liderazgo en el mercado. Así, bajo una nueva dirección general y una visión fresca del negocio, Eduardo Ruiz Acevedo asumió la Dirección Comercial hace tres años para trabajar con liderazgo, compromiso y una ética impecable, en beneficio de los clientes. En esta nueva etapa, el modelo de negocios sistemático, estratégico, táctico y operativo les ha permitido asegurar la demanda de su producción y minimizar costos.

Eduardo es un viejo conocido en el ramo electromecánico, pues, por tradición familiar, fue forjando su trayectoria en la industria desde su niñez. “Soy la tercera generación en el ramo eléctrico, a la par de mi padre y abuelo. Precisamente, mi papá abrió una fábrica de transformadores en Puebla, durante los años 70 y 80. Podría decirse que mi primer trabajo remunerado fue con él, como obrero, armando núcleos y limpiando tanques”, recuerda.

Aunque en su juventud trató de alejarse del gremio al integrarse al sector público, no tardó en retomar el camino y, como él mismo detalla “ahora estoy aquí sentado encabezando una compañía fabricante de transformadores”, en la que el cumplimiento irrestricto de la normatividad y el buen desempeño son uno de los principales beneficios para los usuarios, con una óptica de autorresponsabilidad, adaptabilidad y aprendizaje constante.

“Buscamos la innovación permanente, sin descuidar la optimización de costos para poder otorgar al mercado un producto eficiente y competitivo. Nos sentimos muy orgullosos de dar certeza operativa a nuestro México, en nuestros hospitales, escuelas, casas, luminarias, fábricas y oficinas”

Constructor Eléctrico (CE): Prácticamente ha crecido en este sector, ¿qué visión le otorga esto?
Eduardo Ruiz Acevedo (ERA): En primer lugar, la empatía con la gente que fabrica el producto, ya que sigue habiendo un proceso operativo importante de mano de obra mexicana. Me enorgullece ofrecer ese valor al mercado, donde la combinación de procesos manuales y el avance tecnológico me ha ayudado a entender mejor todo lo que hay dentro del corazón de un transformador.

CE: Al hablar de cambios, ¿qué evolución está viviendo la industria electromecánica?
ERA: Además de la tecnología, está la relevancia de la eficiencia energética. Para nosotros, el cumplimiento de la normatividad en esta materia es muy importante; no sólo es una cuestión ambiental o de negocios, se trata de un beneficio social, pues, al asegurar la eficiencia se debe mantener un alto estándar de calidad que debe verse reflejado en ahorros para el cliente. En ocasiones, ellos no están conscientes de qué tanto pueden beneficiarse y ahorrar con equipos más eficientes. También hay que destacar la innovación, desde los proveedores hasta las alianzas comerciales a largo plazo, un rubro en el que nos hemos mantenido durante 77 años.

CE: ¿Qué ruta sigue IG Transformadores en materia de sustentabilidad?
ERA: Una de nuestras filosofías torales es rebasar los niveles de las normas. Por ejemplo, en la actualización de la NOM-002-SEDE/ENER-2014 para transformadores de distribución fuimos quienes más prototipos tenían aprobados por el LAPEM, para la entrada en vigor de la norma. Por otro lado, en cuanto a nuestros procesos de manufactura, también estamos disminuyendo las emisiones de CO2, además de que trabajamos con procesos LEAN y otros procesos innovadores en el flujo de fabricación. Para nuestros clientes tenemos opciones como el aceite vegetal FR3, tanto en la manufactura como en los productos, integramos estos términos. Es un círculo de valor, no vendemos transformadores, sino entregamos eficiencia energética a los usuarios finales de los equipos.

CE: ¿Cómo se han ido adaptando a las necesidades del mercado global?
ERA: Nuestros equipos están siendo operados y monitoreados con los nuevos sistemas de medición que la propia CFE está implementando, particularmente en los proyectos de reducción de pérdidas para transformadores de distribución de los últimos tres años, de acuerdo con el Prodesen. Además, participamos en la modernización del parque de transformadores instalados por la Comisión y en el proyecto de Registro Nacional de Transformadores para asegurar el cumplimiento de la normatividad.

CE: ¿Qué áreas de oportunidad han encontrado?
ERA: El mercado de generación será el de mayor crecimiento, así como concientizar al sector privado de la importancia de la adquisición de un equipo eficiente por el bien de todos, no uno barato, que en un plazo mediato puede resultar hasta cinco veces más costoso por el monto energético que se eroga durante su vida útil.

CE: ¿Cuáles son las perspectivas de la compañía para 2018?
ERA: Mantener un crecimiento sostenido, planeado y responsable. Buscamos la innovación permanente, sin descuidar la optimización de costos para poder otorgar al mercado un producto eficiente y competitivo. Nos sentimos muy orgullosos de  dar certeza operativa a nuestro México, en nuestros hospitales, escuelas, casas, luminarias, fábricas y oficinas.

CE: Como directivo, ¿qué desafíos ha enfrentado y cuáles han sido los logros cosechados?

ERA: El mayor reto es competir en una industria muy madura que comercializa commodities; sin embargo, en los últimos tres años hemos alcanzado un crecimiento sostenido, con un importante número de récords dentro de la organización. Uno de los más destacados ha sido la creación y resultados de la gestión del Grupo de trabajo Especial de la Sección II de CANAME, presidida por nuestra empresa, cambiando para bien el destino del mercado eléctrico en México, al buscar no sólo la competencia sana y justa, sino un beneficio integral para el cumplimiento cabal de la regulación vigente.

CE: ¿Sigue algún lema o filosofía personal?
ERA: Definitivamente mi filosofía de vida es hacer lo correcto, eso te deja dormir tranquilo todos los días. Y mi objetivo es generar líderes, tratando de evitar la propagación del efecto patrón, y motivando a la gente a ser mejor, más allá de su puesto de trabajo, por su propio crecimiento.

CE: Para cerrar, ¿cómo definiría a la compañía en una frase?
ERA: Transformadores de la industria eléctrica que brindan calidad, costo justo y compromiso en la entrega, bajo los principios de gestión de una empresa de primer mundo.