Sector eléctrico digitalizado

El impacto actual de los activos digitales en la infraestructura económica es todo un catalizador para los sistemas de energía, ya que brinda nuevas oportunidades en el campo de los negocios y una perspectiva futura de mayor estabilidad

Por Redacción, con información de PrimeStone

El sector energético está sometido a cambios constantes. Dispositivos, automóviles, edificios,  hogares y ciudades inteligentes inciden directamente en la demanda de energía. De igual modo, el uso cada vez frecuente de plataformas industriales, las asociaciones entre diversos sectores de la economía y los cambios en los patrones de consumo afectan tanto la oferta como la demanda de electricidad.

Lo anterior ha sido planteado por el Bloomberg New Energy Finance (BNEF) en su documento técnico titulado “Digitalización de los sistemas de energía”, que analiza los desafíos para éstos, así como el impacto que tienen los activos digitales en todo lo relacionado con la infraestructura de energía.

A continuación, ofrecemos una revisión de los puntos más destacados:

Transformación digital
La digitalización es uno de los principales impulsores de la transformación del sector energético, junto con la expansión de las fuentes renovables de energía (solar y eólica, entre otras) que cambian los parámetros del mercado.

Para tener un sistema energético eficiente es necesario reorganizarlo, digitalizarlo y descentralizarlo. Las previsiones acerca de las energías renovables y su capacidad para proveer un flujo abundante y económico de corriente son indicadores de que se requiere una administración de datos más eficiente que fortalezca los sistemas eléctricos.

Para 2025, se estima que la cadena de valor asociada al sector eléctrico recibirá ingresos por un monto de 64 mil millones de dólares producto de la digitalización, según los pronósticos hechos por el BNEF. Sin duda, un atractivo negocio para todos los actores de esta industria.

Se estima que, en 2025, la cadena de valor asociada al sector eléctrico recibirá ingresos por un monto de 64 mil millones de dólares producto de la digitalización, según los pronósticos hechos por el BNEF

Administración de datos
En la medida que aumenta la complejidad de los sistemas de energía, se hace más necesario recurrir a la administración de datos digitales para gestionar, de forma exitosa, toda la infraestructura conformada por millones de unidades generadoras nuevas, descentralizadas e inteligentes. El cambio del concepto tradicional de sistemas de energía lineales abre paso a la interconexión, a través de múltiples vías, de redes de energía pequeñas.

Es aquí donde la gestión de datos digitales no sólo permite la operación del complejo universo de redes, sino que también garantiza un suministro de energía constante. La parte económica de la infraestructura energética se maneja con mayor eficiencia mediante la administración de datos en un escenario de digitalización.

Además, las oportunidades de negocio se potencian en este escenario, pues, más allá de la generación de energía, surgen los comerciantes de la misma y también las empresas que son productoras y consumidoras a la vez, llamadas prosumidores.

Medición inteligente
La importancia de los datos radica en que una medición inteligente permite una gestión exitosa. Al contar con una información consolidada acerca del consumo y la medición, hay más probabilidades de tomar decisiones oportunas, basadas en datos confiables y seguros.

Por esto, los sistemas de captura y gestión de información son de gran ayuda para las firmas de servicios para mejorar su operatividad y consumo energético. Igualmente, contar con un sistema de recolección de datos en medidores residenciales, comerciales o industriales es de enorme utilidad.

Evolucionar a redes eléctricas inteligentes es uno de los desafíos más apremiantes en América Latina, a fin de garantizar un mejor servicio al usuario final y permitir que las empresas reciban el pago justo

El impacto del blockchain
Como plataforma y sistema de contabilidad distribuida, el blockchain ha sido de gran utilidad para el desarrollo de iniciativas destinadas a generar, distribuir y comercializar electricidad. Su expansión ha ido de la mano con las fuentes de energía alternativas como la solar y la eólica.

Crear sistemas de energía descentralizados, pagar el servicio de electricidad mediante criptomonedas, así como generar intercambio energético con un patrón diferente al conocido hasta ahora son posibilidades reales cuando se cuenta con una plataforma como esta.

Para 2025, se estima que 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) mundial estará resguardado mediante tecnología blockchain, según vaticina el World Economic Forum.

Los siguientes cinco casos de éxito muestran el impacto  de esta tecnología y las buenas prácticas que se desprenden de ella en el sector eléctrico:

1 Energy Web Foundation
A escala mundial, la creación de esta fundación responde a la necesidad de implementar en el ámbito energético la tecnología blockchain. Esto permite generar transacciones de energía entre paneles fotovoltaicos y baterías, así como entre consumidores y proveedores. La mirada está puesta en un mercado donde haya un intercambio descentralizado.

Un detalle significativo es que la fundación está integrada por gigantes energéticos internacionales, tales como Centrica, SP Group, Sempra, Engie, Technical Works Ludwigshafen AG, Elia, Royal Dutch, Tepco, Shell, Stedin y Statoil ASA.

2 Microrred en Brooklyn
La instalación de una microrred comunitaria de energía en una localidad de Brooklyn, en EEUU, ha puesto en evidencia que pueden crearse estructuras paralelas a la red principal de suministro eléctrico.

El proyecto, que implementó la empresa LO3 Energy con el apoyo de Siemens, consiste en capturar energía solar mediante paneles fotovoltaicos para alimentar una microrred. A su vez, los vecinos que participan de dicha red pueden vender la misma a quienes no han instalado los paneles solares, gracias al uso de baterías para almacenar la corriente eléctrica. La comercialización, sin intermediarios, se hace mediante blockchain.

3 SolarCoin
Esta criptomoneda reconoce las iniciativas destinadas a generar energía solar en el mundo entero, por lo que representa un estímulo para el desarrollo de proyectos de energías alternativas y fuentes renovables.

En esta misma tónica, la empresa española Megavatio Control creó la plataforma blockchain Green Energy Tracker, con la cual se determina si el origen de la electricidad es de una fuente ecoamigable. Otra iniciativa, destinada a financiar la construcción de plantas solares, se encuentra ya en 15 países. La plataforma lleva el nombre de SolarDAO.

4 Sonen y TenneT
La acumulación de energía eólica y solar en baterías, así como la implementación de tecnología blockchain para hacer el mejor aprovechamiento de esas fuentes alternativas de electricidad son programas bandera de reconocidas compañías europeas, como Sonen y TenneT.

Ambas se dedican a almacenar y distribuir energía, por lo cual se interesan en todo lo que permita optimizar los procesos energéticos de una manera amigable con el ambiente. En este tipo de iniciativas se inscriben transnacionales del sector eléctrico.

Como plataforma y sistema de contabilidad distribuida, el blockchain ha sido de gran utilidad para el desarrollo de iniciativas destinadas a generar, distribuir y comercializar la electricidad

5 Endesa
El desarrollo de proyectos energéticos con base en tecnología blockchain encuentra cada día más empresas dispuestas a patrocinarlos. Tal es el caso de Endesa, la firma más importante de España, que ha puesto en marcha un laboratorio encaminado a recibir proyectos  blockchain sostenibles y novedosos para el sector.

De igual manera, Siemens AG se ha apuntado en la misma dirección y organiza concursos anuales dirigidos a evaluar propuestas blockchain innovadoras relacionadas con la industria eléctrica. A los mejores proyectos les ofrecen respaldo y financiamiento.

Como se ha visto, la digitalización tiene la capacidad de transformar el modelo de negocios todas las industrias y, en especial, la eléctrica y de la energía. Su aplicación nos acercará más a un escenario absolutamente smart, que garantice un consumo eficiente y un mundo más próspero y conectado gracias a la interoperabilidad.