¿Qué se necesita para alcanzar el desarrollo sostenible?

Expertos en economía y sustentabilidad coinciden: México no ha registrado un crecimiento económico significativo debido a la falta de participación social y a la deficiencia en políticas públicas. ¿Cómo revertir esta tendencia?

Por Redacción con información de Agencia Informativa Conacyt

En el marco del cierre del Año Dual Alemania-México, especialistas de El Colegio de México (Colmex) y el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval) se reunieron para exponer un conjunto de propuestas que persiguen un mismo objetivo: llevar al país hacia la sostenibilidad ambiental, económica y gubernamental.

Con base en las 17 metas acordadas en la agenda 2030 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), los expertos identificaron seis áreas de intervención en las que se trabajará en conjunto con la Cooperación Alemana: biodiversidad, energía sustentable, cambio climático, gestión ambiental urbana e industrial, formación dual y economía sustentable y buena gobernanza.

En el debate, los expertos partieron de dos objetivos que expuso el secretario público del Coneval: aumentar a cuatro por ciento el Producto Interno Bruto (PIB) o, en otras palabras, reducir a la mitad la pobreza en el país y crear oportunidades para que toda la población participe en la economía y educación.

Para ello, como explicó Gonzalo Hernández, secretario público del Coneval, la meta es “aumentar a cuatro por ciento el PIB o, en otras palabras, reducir a la mitad la pobreza en el país y crear oportunidades para que toda la población participe”. Por eso, es necesario implementar políticas públicas que descentralicen el mercado y fomenten la inclusión de los sectores marginados de la sociedad que no participan en la generación del PIB per cápita.

Hernández explicó que la falta de acceso de los actores informales a las actividades económicas impide el crecimiento del valor agregado. Además, en México, no se cuenta con un motor interno por la dependencia comercial con Estados Unidos. En el paso de la informalidad a la formalidad, las pequeñas y medianas empresas fracasan en el presupuesto y mano de obra, en la mayoría de los casos. Esta cuestión se conecta con otro de los sectores críticos que encontraron los expertos: la educación.

En este rubro, Gerardo Esquivel, catedrático e investigador del Colmex, manifestó que, en este país, la única vía legal para entrar a la sociedad económica es la universidad. “Si se niega el acceso a la educación pública a los jóvenes que no tienen recursos para costear una universidad privada, éstos no tendrán más opción que prescindir de la educación superior”, sostuvo el académico.

Una de las metas a mediano plazo es la implementación de un sistema educativo superior técnico en el que se abran plazas y los jóvenes puedan alcanzar un grado “semiuniversitario”, en la especialización técnica en el campo de su interés y con el apoyo del sector empresarial. Esta propuesta es tomada a partir del modelo de la “formación dual” que está vigente en países como Alemania y Austria.

Energía generada en la naturaleza
Otro de los temas que discutieron los representantes del Colmex, Coneval y la Cooperación Alemana fue el de las energías renovables. Uno de los puntos rojos en la agenda de asuntos urgentes en el país es el impacto ambiental, en los últimos años, como consecuencia del desarrollo industrial, automotriz y habitacional.

Según los expertos, es lamentable que México posea una infraestructura natural propicia para la energía solar y eólica y que ésta sea privatizada y vendida a grandes monopolios impidiendo su uso comercial. Así, es necesaria la descentralización de la energía por parte del Estado y el aprovechamiento de los recursos naturales para el desarrollo de una industria eléctrica sustentable.

Para lograrlo, se necesitan mayores recursos para crear infraestructura tanto pública como privada, y esta cuestión tiene que ver con el tipo de desarrollo urbano, ya que la expansión horizontal de las ciudades crea condiciones desfavorables para la economía y la sostenibilidad ambiental.

Además, el director del Instituto de Energías Renovables (IER), Jesús Antonio del Río Portilla, declaró recientemente que “el impacto de las fuentes renovables de energía se aprecia en el crecimiento de empleos de calidad”.