Mantenimiento e instalación seguras

Por Javier Oropeza Ángeles.

En nuestro país, desde 2005, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) público la Norma NOM-029-STPS-2001, la cual  contempla la seguridad eléctrica de los trabajadores que realizan actividades de mantenimiento de las instalaciones eléctricas de los centros de trabajo. Fue un gran acierto por parte de esta dependencia, pues, debido a ello, se inició la educación sobre seguridad eléctrica.

Varias empresas se han preocupado por capacitar a su personal encargado de la operación y mantenimiento eléctrico, pero, en la mayoría de ellas, ha faltado la aplicación de los requerimientos de dicha norma.

Hablaremos de algunos puntos importantes que se contemplan como obligación del patrón y de los trabajadores.

El patrón tiene la obligación de contar con los planos del sistema eléctrico de su centro de trabajo actualizados, entre ellos, el diagrama unifilar es el que hay que destacar. Se indica que debe estar actualizado, ya que servirá de base para desarrollar los procedimientos de seguridad de las actividades de mantenimiento que se desarrollarán para la subestación eléctrica, tableros eléctricos, tableros de maquinaria industrial, líneas aéreas, líneas subterráneas, etcétera; con ello, se asegurará de no caer en suposiciones.

La mayoría de los centros de trabajo no cuentan con el diagrama unifilar actualizado y con los estudios eléctricos correspondientes. Es vital contar con ellos para que el personal técnico se familiarice con sus instalaciones eléctricas.

Este diagrama unifilar también servirá de base para desarrollar los estudios eléctricos, como conocer el valor de las corrientes de cortocircuito trifásicas y de fallas a tierra para determinar la capacidad interruptiva de los dispositivos de protección y poder realizar la coordinación de protecciones, que son la base para determinar la energía en cal/cm2 que se puede llegar a presentar cuando pudiera ocurrir un arco eléctrico en algún tablero eléctrico.

El personal técnico que realice las actividades de mantenimiento de las instalaciones eléctricas debe ser una persona autorizada.

Para la norma, una persona autorizada es aquella que conoce y aplica los procedimientos de seguridad en el mantenimiento de las instalaciones eléctricas y cuentan con la autorización por escrito del patrón para realizar estas actividades.

Por eso es necesario la capacitación del personal técnico sobre el conocimiento de las instalaciones eléctricas que va intervenir, los riesgos eléctricos a los cuales se va enfrentar, las distancias de acercamiento a partes vivas expuestas de acuerdo con el nivel de tensión para evitar una descarga eléctrica, el manejo de herramientas aisladas, la distancia de protección contra arco eléctrico, el manejo de instrumentos de medición de tensión eléctrica, corriente eléctrica, continuidad eléctrica; conocer y operar adecuadamente el equipo de protección personal contra descarga eléctrica y el de protección contra arco eléctrico, así como el funcionamiento de los equipos.

Todo lo anterior, con el fin de tener habilidad y experiencia, y así evitar un accidente eléctrico que puede ser perjudicial para su salud.

Varias empresas han empezado a invertir en la capacitación, porque están valorando que es indispensable para evitar los accidentes. Esto debería ser independiente de la obligatoriedad de la norma.

Entre las obligaciones de los trabajadores, se encuentra cumplir con los procedimientos de seguridad establecidos en su centro de trabajo para realizar sus actividades; otra de ellas es participar en la capacitación y adiestramiento que se les proporcione; que utilice el equipo de protección personal que se le proporcione y contemple su revisión, reposición, limpieza, mantenimiento y almacenaje.
——————————————————————————————————————————————————-

Javier Oropeza Ángeles
Especialista en temas de seguridad en instalaciones eléctricas. Es Ingeniero Electricista por la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica del IPN. Actualmente es perito auxiliar de la Administración de Justicia del Fuero Común del Distrito Federal. También es miembro activo del Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas.