KIO: Un espejo de datos

Uno de los principales retos de los data centers radica en garantizar el suministro eléctrico cada segundo, los 365 días del año, para lo cual es imperativo combinar la estrategia operativa con los diferentes servicios, equipos y tecnologías

Por Redacción, con información y fotografías de KIO Networks México

Caminar por las calles, revisar el smartphone repetidamente y estar al tanto de todo lo que nos ocupa como el trabajo, la vida personal, diversiones, noticias, compras en línea, etcétera, es posible gracias al titánico trabajo que se lleva a cabo en los centros de datos, verdaderas conexiones mundiales encargadas de preservar y generar la información que todos los días millones de usuarios consultan, descargan, generan y redistribuyen desde sus teléfonos inteligentes hasta sus computadoras personales. Podríamos decir que todo lo digitalizado del mundo se encuentra en estas instalaciones, donde el suministro de energía es lo que el oxígeno al ser humano.

El Power Usage Effectiveness de los centros de datos de KIO es bajo, lo que significa que son muy eficientes en el uso de energía para el enfriamiento.

Un caso particular son los 38 centros de datos de KIO Networks, catalogados entre los más “modernos, robustos y confiables” en México, el resto de Latinoamérica y España, a decir de esta compañía.

Área de gabinetes y racks
El objetivo de los centros de datos de KIO Networks es convertirse en una pieza fundamental para la disponibilidad inmediata de datos y el funcionamiento de aplicaciones, lo cual tiene un impacto directo en la vida diaria: desde una transacción bancaria móvil, usar una herramienta GPS o escuchar música vía streaming.

Todas estas actividades requieren de un data center moderno, cuyas instalaciones deben cumplir especificaciones y certificaciones que respalden la máxima disponibilidad de la información que ahí se hospeda, redundancia operativa y seguridad, así como responder a las necesidades específicas del negocio que van desde aspectos presupuestales hasta cumplimiento de regulación en términos de soberanía de datos.

Un primer aspecto es garantizar el suministro eléctrico continuo a través de la ingeniería del propio centro, componentes que funcionen como brazo de alimentación, sistemas redundantes y de potencia ininterrumpida, así como el respaldo de toda la información: un “espejo” que resguarde los datos ante cualquier eventualidad. De ahí el nombre de KIO que significa “espejo” en Swahili.

La finalidad del piso falso de un centro de datos es mantener la temperatura fría del pasillo adecuada para los gabinetes, así como disminuir el uso de energía.

Los servidores se hospedan en una sala con piso falso por donde va el cableado de datos y el suministro de aire acondicionado, a fin de mantener la temperatura fría del pasillo adecuada para los gabinetes, así como disminuir el uso de energía.

Los centros KIO cuentan con un PUE (Power Usage Effectiveness) bajo, lo que significa que son muy eficientes en el uso de energía para el enfriamiento, lo que se traduce en ahorros económicos, mientras que son solidarios con el medioambiente.

Las operaciones de estos data centers se apegan al cumplimiento de estándares internaciones ambientales y de eficiencia energética como el ISO 14001 Y LEED y CEEDA Gold, los cuales miden la eficiencia en el manejo de consumo de energía por medio de buenas prácticas.

Aunado a esto, el personal de la empresa trabaja todos los días para que 95 por ciento de la energía que se utiliza en los centros provenga de fuentes renovables.

Los UPS proveen de energía ininterrumpida en configuración redundante 2N, además de estar respaldados con baterías para asegurar el continuo funcionamiento sin variaciones de voltaje.

Área de suministro y tableros
Asimismo, cuentan con equipos UPS de energía ininterrumpida en configuración redundante 2N, los cuales están respaldados con baterías para asegurar el continuo funcionamiento sin variaciones de voltaje.

Se cuida que los transformadores, tableros, aire acondicionado y demás componentes adquiridos cumplan con las especificaciones de KIO Networks, dado el compromiso de la empresa por ofrecer servicios de tecnología de misión crítica, así como mantener sus estándares en sus centros de datos de alta densidad y disponibilidad.

El compromiso de la compañía es con la innovación y tendencias en tecnología, lo que implica poner a prueba tanto diseños y componentes para probarlos en ambientes de alto estrés y evaluar su función para poderlos implementar posteriormente. Esto también es posible gracias al equipo interno y multidisciplinario, tanto en México como en Estados Unidos, de diseño e ingeniería.

Un tema vital es el mantenimiento, el cual se lleva a cabo de manera continua y preventiva para evitar el más mínimo riesgo de incidentes como averías en equipos, desgaste en cables e, incluso, incendio. Para ello, se revisan los UPS, se llevan a cabo cambios de baterías, pruebas de descargas de las mismas, y cuentan con dos buses de infraestructura redundante que les permite ejecutar los mantenimientos sin interrupción en el servicio eléctrico.

Cuarto acústico para plantas de generación
Cabe destacar que el cuarto acústico está diseñado con paneles acústicos y sus muros tienen sacos de arena que disminuye la intensidad de los decibeles al momento de encender los generadores.

Los 38 centros de datos con infraestructura de clase mundial, le permiten a la marca ofrecer la más alta disponibilidad, en un ambiente de redundancia operativa y máxima seguridad, ya que cuentan con un control de acceso de última generación por medio de biométricos de reconocimiento facial, entre otras medidas de seguridad.

Están distribuidos estratégicamente en 11 campus tecnológicos ubicados en México: Ciudad de México, Querétaro, Monterrey y Tultitlán. Además de encontrarse en otros países: Panamá, Guatemala, República Dominicana y España.

La distribución estratégica de éstos proporciona una gran proyección e influencia. KIO Networks también posee nueve centros de datos Edge en ciudades como Guadalajara, San Luis Potosí, Puebla, Veracruz, Xalapa, Mérida, Villahermosa, Tuxtla Gutiérrez y Cuernavaca.

¿QUÉ ES LA HYPERCONVERGENCIA?
Sus siglas son HCI, del inglés HyperConverged Infrastructure, y es la última tendencia tecnológica en el mundo de los sistemas informáticos y centros de datos.Tradicionalmente una instalación de sistemas de información cuenta con al menos tres componentes diferenciados: cómputo de proceso, almacenamiento y conectividad de red. Esto era así hasta ahora porque la tecnología no ofrecía la capacidad suficiente para escalar de forma fiable estos tres componentes en un mismo nodo físico.

Gracias a la virtualización de servidores se consiguió hace ya tiempo optimizar y reducir las necesidades de equipos físicos para el cómputo. Más recientemente aparecieron soluciones de virtualización de almacenamiento que permiten distribuir información entre varios servidores físicos sin necesidad de contar con un elemento externo, como una cabina de discos SAN (Storage Area Network). Lo mismo ocurre con la virtualización de redes mediante soluciones conocidas como software-defined networks o redes definidas por software, que eliminan la necesidad de contar con un switch o conmutador físico.

La evolución de la electrónica en el mundo de la informática permite ahora concentrar mucha más capacidad de proceso y almacenamiento en un mismo servidor físico.

La integración de estas tres soluciones de virtualización en una única herramienta software, alojada sobre uno o varios servidores físicos de alta capacidad conectados entre sí, es la base de las soluciones de la hyperconvergencia.

Los beneficios de HCI son varios: simplifican y unifican la gestión de los sistemas informáticos, reducen la complejidad del entorno al reducir el número de componentes, optimizan el consumo energético y aumentan la escalabilidad y tiempos de ampliación de capacidad.

La contrapartida es una mayor dependencia de la capa de software que gestiona los diferentes componentes virtualizados, lo que genera, en consecuencia, una dependencia absoluta con el fabricante de la solución HCI (lo que se conoce en inglés como vendor lock-in).

Hoy en día, los proveedores de mayor éxito de estas soluciones son VMware y Nutanix, con la diferencia principal de que Nutanix incluye servidores físicos propios, mientras que VMware se limita al software y homologa servidores de terceros para utilizar su solución. Este último deja, por tanto, la puerta abierta a otros fabricantes del negocio de hardware, mientras que Nutanix cierra el círculo entregando la solución integral.

Como toda solución tecnológica puntera es necesario preguntarse si la hyperconvergencia se adapta a las necesidades de TI de cualquier negocio. Desde luego tiene todo el sentido del mundo en los centros de datos, donde la gestión unificada y la escalabilidad son factores claves para garantizar un buen servicio. En cualquier otro ámbito dependerá del ritmo de crecimiento y complejidad del entorno de TI de cada negocio, además del componente de inversión mínima para desplegar este tipo de solución. Cuando menos se trata de una alternativa que se debe tomar en cuenta por los responsables de TI en los próximos años.

Javier Picó Odermatt, Business Development

Consultant en KIO Networks