Innovación y eficiencia: los cimientos para el progreso

“Somos una empresa pionera en múltiples sectores tecnológicos con el propósito de transformar sociedades”, afirma Alejandro Preinfalk, vicepresidente de las divisiones Energy Management, Mobility y Building Technologies de Siemens México. Con 124 años de presencia en el país, el compromiso de la transnacional alemana con las nuevas tecnologías ha quedado de manifiesto en medio de las transiciones que dicta la Reforma Energética

Por  Irayda Rodríguez / Fotografías Rubén Darío Betancourt

La innovación constante es una de las piedras angulares para la multinacional Siemens. Gracias a ella, el pequeño taller de su fundador, Werner von Siemens, creció y se transformó en una de las mayores compañías tecnológicas del mundo. Precisamente, este es uno de los valores que prevalece entre todos los colaboradores de la firma, con la finalidad de crear productos y soluciones con ventajas únicas para los segmentos a los que están dirigidos.

Para Alejandro Preinfalk, su inclinación por la tecnología fue el motor de su vocación profesional. Como el mismo rememora, decidió estudiar Ingeniería Eléctrica motivado por su gran interés en los desarrollos que consiguen generar valor para los clientes y para la industria. “Siempre tuve esa curiosidad por aprender y conocer qué procesos o que tecnologías podían hacer la diferencia. Por eso estudié Ingeniería e hice mi tesis en automatización en un proceso industrial, siendo ya parte de Siemens”, asegura.

En línea con la innovación como elemento fundamental de la estrategia de negocio de Siemens, Preinfalk inició su trayectoria en la compañía hace 25 años, con la oportunidad de ocupar posiciones clave en diversos países. Desde hace 16 años trabaja en la filial para México y, actualmente, se desempeña como vicepresidente de las divisiones Energy Management, Mobility y Building Technologies.

En las siguientes líneas nos habla acerca de los desafíos actuales y de la oferta tecnológica de la compañía germana, hecha a la medida de las necesidades del sector y en medio del auge de las renovables, la edificación inteligente y los avances en materia de movilidad eléctrica.

“La tecnología es un factor diferenciador en el mercado. Subirnos al mundo digital y poder aprovecharlo brinda ventajas significativas, pero no promovemos tomar el mundo digital como dogma sino sólo en las áreas donde se obtiene un beneficio importante”

Constructor Eléctrico (CE): ¿Cuáles son las condiciones del sector para la división que lidera?
Alejandro Preinfalk (AP): Desde que inició la Reforma Energética, en 2013, ha cambiado bastante la estructura del sector. Hay muchos jugadores nuevos y existe un interés por la tecnología y la eficiencia; es un sector altamente competitivo, en el cual vemos reflejado no sólo los costos de energías renovables en las subastas, sino el tipo de tecnologías que se están implementando. Por ejemplo, la incorporación de redes inteligentes, así como el aprovechamiento de las renovables; además, estamos asesorando a los clientes para la aplicación del Código de Red y de proyectos de eficiencia energética. Lo que buscamos es hacer más estable y confiable la red, pero también reducir costos de consumo energético, haciendo más transparente los consumos. Para ello, tenemos una presencia local importante para dar ese soporte a las empresas que vienen al país, ya sea en el área industrial, automotriz, alimentos y bebidas, entre otras, con más de 6 mil colaboradores, siete plantas productivas, centros de investigación, desarrollo y servicio.

CE: En cuanto a la eficiencia energética, ¿se le está dando la importancia que merece?
AP: Es un tema del que se viene hablando desde hace ya varios años, pero que hoy se torna más relevante no sólo por la regulación del Código de Red, sino porque el costo de la energía cada vez representa un rubro más importante dentro de los costos totales de una empresa, por lo que se está buscando hacerla más eficiente. Con las herramientas de análisis y monitoreo de energía que ofrecemos se pueden tomar mejores decisiones. Por ejemplo, dependiendo del giro de la empresa y del equipamiento es posible automatizar líneas de producción, utilizar digitalización para simular el proceso del digital twin y ver dónde se puede optimizar el consumo en las diferentes líneas.

CE: Entonces, ¿se habla de un ciclo completo de acompañamiento energético?
AP: Esa es la idea. Además, al volver inteligentes los dispositivos, mediante la comunicación en la nube, se evitan paros de producción y se pueden programar los planes de mantenimiento, por lo que la empresa se vuelve más competitiva y energéticamente eficiente. Incluso es posible lograr esquemas de financiamiento, donde con los mismos ahorros, el cliente logré pagar la inversión.

CE: Actualmente, ¿en qué proyectos del sector eléctrico están participando?
AP: Estamos llevando a cabo un proyecto con el Cenace [Centro Nacional de Control de Energía] para la digitalización de los nueve centros de monitoreo de energía nacionales, que van a ser equipados con tecnología Siemens para monitorear la red del Sistema Eléctrico Nacional. De igual forma, estamos llevando a cabo implementaciones en plantas nuevas o existentes en la industria automotriz; por ejemplo, tenemos presencia en KIA, Volkswagen, General Motors, Chrysler y Ford. Nuestro alcance va más allá del sistema eléctrico, y se relaciona con cómo generar energía; podemos empezar en una industria a realizar la automatización del proceso, o sea, los motores, accionamientos, distribución de energía, en fin, tenemos un portafolio muy interesante para lograr inversiones industriales. Asimismo, estamos trabajando en las propuestas para las líneas de Corriente Directa de Oaxaca y de Baja California, así como para estas dos licitaciones; también vemos muy bien el proyecto del nuevo aeropuerto y nos interesa participar. También contemplamos más posibilidades para implementar las nuevas tecnologías de edificios inteligentes.

CE: En la edificación, ¿qué está pasando en cuestión de la transformación digital?
AP: Estamos utilizando nuestra propia tecnología para edificios inteligentes en nuestra sede corporativa, lo que nos ha permitido ahorrar 40 por ciento del consumo de agua para reciclar y distribuir este recurso. Igualmente, tenemos un ahorro de más del 30 por ciento a través del manejo inteligente de la iluminación sobre la irradiación de las ventanas, y también en el tema de la ventilación. Incluimos vigilancia, control de acceso y al final logramos economizar entre 30 y 40 por ciento en los diferentes consumos. En nuestro portafolio, además, manejamos herramientas para los diseñadores y constructores, en el cual se combinan diferentes disciplinas, y que se pueden identificar y subir a la nube para disponer de una plataforma de colaboración entre la ingeniería civil, la arquitectura y la instalación eléctrica de tuberías, de aire acondicionado y contra incendio. Con ello, es posible lograr un ahorro de tiempo y evitar problemas que normalmente se presentan cuando se ven las disciplinas por separado.

CE: ¿Cómo está aceptando el mercado esta adopción tecnológica y el cambio de paradigmas?
AP: La tecnología es un factor diferenciador en el mercado. Subirnos al mundo digital y poder aprovecharlo brinda ventajas significativas. Sin embargo, no promovemos tomar el mundo digital como dogma, sino sólo en las áreas donde se obtiene un beneficio importante.

CE: Finalmente, en el tema de electromovilidad, ¿qué avances hay en México?
AP: Se presenta como una de las soluciones más importantes para la congestión y el tamaño de las ciudades por varios aspectos; primero, a través del transporte público y la ampliación de sistemas eficientes como el metro y autobuses eléctricos, con una distribución y tiempos de traslado mucho más eficientes para la gente, así como una reducción del tiempo muerto. El otro impacto es en el medioambiente, donde claramente se reduce la contaminación a través de energías renovables para generación de electricidad. Hoy, la tendencia es hacia la electrificación de las diferentes áreas, y con la eficiencia en costos esto se refuerza. Al ser parte del sector de la distribución de electricidad, las redes inteligentes y la generación de energía, contemplamos a futuro una mayor y creciente demanda de vehículos eléctricos.