Futuro prometedor para el sector aeroportuario

De acuerdo con Jorge Romero, director general adjunto de Seguridad Aérea de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC), las aerolíneas nacionales lograron un crecimiento de 12.5 por ciento al pasar de 37.3 millones de pasajeros en 2015, a 41.9 millones de pasajeros transportados en 2016.

Ante ello se estableció un plan de expansión y modernización de los 85 aeropuertos, y los mil 385 aeródromos que operan en el país; además de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), con una inversión estimada en 10 mil millones de dólares.

Al respecto, Bulmaro Rojas, director general de Generac-Ottomotores, consideró que esta industria es una ventana para los equipos de generación de energía que brindan confiabilidad y respaldo cuando se tiene una interrupción eléctrica.

Agregó que dar continuidad al suministro de una plataforma es esencial para seguir con el servicio en la terminal de pasajeros, la manipulación de equipajes, los puentes aéreos, entre otros. “Un aeropuerto nunca debe deja de funcionar. Sus actividades fundamentales conllevan muchas otras operaciones, por lo que una sorpresiva pérdida de energía, o resultado de algún fenómeno natural, significaría una merma en las operaciones y en dinero”, explicó el directivo.

Rojas subrayó que, ante este auge en el sector, la compañía está lista para seguir trabajado con aeropuertos nacionales e internacionales, como lo han hecho en las T1 y T2 en Ciudad de México y otras terminales en Cancún, Minatitlán, Cuernavaca, Tapachula y Zihuatanejo, a las que han provisto de equipos desde 100 hasta 800kW.

Fuente: Generac-Ottomotores