Energía más asequible y limpia para el sector industrial

El incremento en la producción estadounidense de gas natural es derivado del auge del sector shale, el cual está transformando el mercado global del gas. De acuerdo con el informe “Perspectivas del mercado de gas natural en Latinoamérica y el Caribe”, publicado por el Banco Interamericano de Desarrollo, con la producción de Gas Natural (GN) en declive, hace menos de una década se esperaba que Estados Unidos se convirtiera en un gran importador de Gas Natural Licuado (GNL) y un mercado de último recurso para cargamentos excedentes alrededor del mundo.

No obstante, el informe resalta que la demanda de gas está subiendo en la mayoría de los países, alimentada por el crecimiento económico, además de que muchas plantas eléctricas a base de diésel se están convirtiendo para utilizar GN que es más barato y limpio. La oposición social y ambiental a nuevos proyectos hidroeléctricos también ha acelerado la transición al uso de este hidrocarburo. El GN se usa cada vez más para respaldar fuentes de energía renovable intermitentes, incluyendo eólica y solar.

Así, al contar con GN más barato y abundante se podría incentivar a países a adoptar este combustible para la generación de electricidad e impulsar la transición a vehículos basados en GN. Por ello, este carburante continúa siendo una parte importante y creciente de la mezcla de combustibles en Latinoamérica y el Caribe, por lo que no se deberían perder de vista los beneficios a largo plazo de importar GN.

En la actualidad, la popularidad de los generadores de gas ha crecido, debido a los avances tecnológicos, tales como la optimización de la velocidad del motor (RPM), las configuraciones que permiten a estos componentes operar en sincronía, y equipos con tecnología Bi-Fuel (capaces de operar simultáneamente con diésel y GN), así como a sus ventajas en términos de confiabilidad y costos, ya que los equipos generadores a base de gas permiten ahorros de hasta 30 por ciento utilizando sistemas Bifuel.

Es por esto que los grupos electrógenos a GN y/o LP representan una solución completamente viable para enfrentar los cortes energéticos. Son capaces de ofrecer un respaldo de energía de manera automática, económica, silenciosa y de gran confiabilidad. Han tenido muy buena aceptación en los sectores industrial, comercial y residencial, protegiéndolos cada segundo y permitiendo que su operación o su calidad de vida no se vean afectados. A futuro, las industrias podrían estar más interesadas en considerar las soluciones a base de gas para situaciones en donde típicamente han comprado equipos a diésel.

 

Bulmaro Rojas

Ingeniero Industrial egresado de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería y Ciencias Sociales y Administrativas (UPIICSA) del IPN, con especialidad en Administración de la Producción. Durante más de dos décadas se desempeñó en el área de operaciones para diversos sectores. Actualmente es director general de Generac-Ottomotores.