El cumplimiento de las normas

Por Javier Oropeza Ángeles.

En días pasados estuve en un edificio del Centro de la Ciudad de México y, con la óptica de conocer las condiciones actuales de la instalación eléctrica del suministro y de la concentración de medidores, observé en forma general que no se da cumplimiento con las Normas Oficiales Mexicanas. Por ejemplo, conductores expuestos, desorden en los cableados eléctricos, el conductor de la acometida sin soportar adecuadamente, canalizaciones cableadas sin respetar el porcentaje de ocupación máximo permitido, canalizaciones sin los soportes adecuados, conductores fuera de las cajas de registro, etcétera.

El incumplimiento con los requerimientos de las normas traerá como consecuencia peligros eléctricos para las personas que realicen algún trabajo en el área de la concentración de medidores; además, pueden existir conductores no adecuados para alimentar las cargas, dispositivos de protección sobredimensionados, etc., que en caso de existir alguna sobrecarga, cortocircuito o falla a tierra no operarían los dispositivos de protección, con lo que se podría iniciar un incendio, lo que arriesgaría la salud y vida de las personas que en ese momento estén ocupando el edificio.

La autoridad para vigilar que las instalaciones eléctricas existentes cumplan con las normas es la Secretaría de Energía (Sener) a través de sus inspectores, tal y como se indica en el reglamento de la ley del Servicio de Energía Eléctrica, que la Sener podrá realizar las inspecciones que estimen pertinentes, en los casos que se requieran.

Además, de acuerdo con el reglamento de la ley Federal sobre Metrología y Normalización, las visitas de verificación se efectuarán por el personal de la autoridad competente, debidamente autorizado, o mediante el auxilio de unidades de verificación acreditadas y aprobadas que sean comisionadas específicamente por la autoridad competente.

La Secretaría podrá efectuar las inspecciones a las obras e instalaciones de los usuarios independientemente de la tensión en que sean suministradas, para comprobar que cumplen con los requisitos de la Norma Oficial Mexicana.

Si la instalación no cumple con las normas y representa riesgos inminentes para la vida o bienes de las personas, la Sener ordenará al suministrador la suspensión del suministro y comunicará al usuario las deficiencias encontradas para que las corrija o se ordenará el retiro parcial o total de la instalación. Una vez que se verifique que la instalación no presenta riesgos, la Sener avisará al suministrador para que reanude el servicio.

La documentación, como mínimo, que deberán tener los comercios, edificios de oficinas públicas o privadas son el diagrama unifilar de la instalación eléctrica, planos eléctricos de la subestación eléctrica, sistema de tierra, trayectorias de alimentadores, ubicación de tableros eléctricos y cuadros de carga.

En caso de no contar con esta documentación, es necesario que la administración del edificio, comercio o industria solicite a una empresa, que tenga personal calificado, la elaboración de un levantamiento eléctrico de las instalaciones, en el cual se entregarán los planos eléctricos de las condiciones actuales y se indicarán las no conformidades encontradas con base en la NOM.

Otro punto importante que se debe revisar es el tipo de aislamiento de los conductores, el cual debe ser de baja emisión de humos del tipo LS para cuidar la salud de las personas, en caso de que se quemara dicho aislamiento.

Con base en las no conformidades encontradas en las instalaciónes eléctricas, se deberán de atender y hacer las correcciones necesarias para la protección de las personas y del propio inmueble.

Recuerde que una instalación eléctrica que cumple con las normas da tranquilidad.

——————————————————————————————————————————————————-

Javier Oropeza Ángeles

Especialista en temas de seguridad en instalaciones eléctricas. Es Ingeniero Electricista por la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica del IPN. Actualmente es perito auxiliar de la Administración de Justicia del Fuero Común del Distrito Federal. También es miembro activo del Colegio de Ingenieros Mecánicos y Electricistas.