El boom solar en México

El sector fotovoltaico mexicano se ha convertido en uno de los más competitivos alrededor del mundo, capaz de ofrecer energía solar a precios más accesibles que países con una apuesta más importante y con mayor experiencia, tales como Alemania y Argentina, entre otros.

El año pasado, como resultado de la segunda subasta de energía de largo plazo en México, la solar fotovoltaica mejoró 42 por ciento en comparación con el precio promedio de los proyectos solares ofertados durante la primera subasta, para ubicarse en un precio promedio de 31.7 dólares/MWh, es decir, 24.3 dólares menos que en Argentina, país que, como resultado de sus subastas, ubicó sus precios en 56 dólares/MWh. En Alemania, por otra parte, su sexta ronda de subastas otorgó contratos fotovoltaicos a un precio promedio de 53 euros/MWh.

En Jordania, una nación que ha implementado grandes programas de inversiones para mejorar la capacidad de su red, se firmaron contratos para una planta que venderá electricidad, generada por sistemas fotovoltaicos, a 59 dólares/MWh, mientras que, en España, las proyecciones estiman que los proyectos solares tendrán un costo entre 45 y 52 euros/MWh, con la previsión de que la oferta de precios sea todavía menor rumbo a 2019.

Los sistemas fotovoltaicos mexicanos también han sido de gran atractivo para naciones con inversiones elevadas en energía solar. Estados Unidos, por ejemplo, entre enero y noviembre de 2016, reportó importaciones de 806 millones de dólares en células fotovoltaicas producidas en México, aventajando el potencial de exportación hacia la nación estadounidense de países como Vietnam, Tailandia, Singapur, Alemania, Filipinas y Japón. Únicamente fue superado por Malasia, China y Corea del Sur.

Si bien en México tenemos proyectado para 2017 un crecimiento relativamente modesto, con una instalación de sistemas solares de entre 142 y 187 MW, a partir de 2018 el mercado solar presentará una explosión sin precedentes que alcanzará los 2 GW, gracias a los proyectos ganadores de las subastas eléctricas, hecho que no ha pasado desapercibido para el sector a nivel mundial.

Con el fin de impulsar este crecimiento, recientemente la Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica (Asolmex) se integró al Foro Iberoamericano de Energía Solar, agrupación constituida por cinco organizaciones del sector fotovoltaico que tendrán el propósito de potenciar el crecimiento de la tecnología solar en la región. Encabezada por Cuba, Argentina, Chile, Brasil, Portugal, España y México, tiene como objetivo consolidar un sistema energético mundial en el que las energías limpias sean las protagonistas, principalmente por su impacto positivo en el medioambiente y, por otra parte, por la elevada rentabilidad que significa invertir en un proyecto solar. En este último caso, México ha dado pasos agigantados en años recientes al ofrecer precios competitivos y certeza jurídica a los inversionistas, por lo que las expectativas, sin duda, son muy favorables para el sector.

 

Israel Hurtado
Licenciado en Derecho, se ha desarrollado profesionalmente en el Sector Energético. Fue director jurídico de la Secretaría de Energía y comisionado en la Comisión Reguladora de Energía. Actualmente es el secretario general de la Asociación Mexicana de Energía Solar Fotovoltaica (Asolmex) y presidente de la Academia Mexicana de Derecho Energético.