A la conquista de la competitividad

Cuando las empresas certifican los productos que comercializan, ofrecen un aval de calidad y seguridad para los usuarios finales, lo que invariablemente las vuelve más competitivas en el mercado, tanto nacional como internacional. En este proceso las Normas Oficiales Mexicanas (NOM) desempeñan un rol fundamental

Por Normalización y Certificación NYCE, S.C.

Si de industria eléctrica y manufacturera, se trata, México es uno de los países más competitivos del mundo, así lo establece un análisis de la consultora internacional Alix Partners, cuya información ha sido difundida por ProMéxico.

De acuerdo con cifras correspondientes al inicio de la actual presidencia, los costos de producción en México eran 21 por ciento menores a los de Estados Unidos, así como 11 y 3 por ciento debajo de los de China e India, respectivamente. Una situación que se ha hecho más evidente con el incremento del precio del dólar a nivel mundial.

Además, el país tiene acceso a un mercado potencial de más de 1 mil millones de consumidores y a cerca de 60 por ciento por ciento de PIB mundial, gracias a la firma de 12 Tratados de Libre Comercio con 44 países y una frontera de más de tres mil kilómetros con EEUU.

Fortalezas
Como señala la Secretaría de Economía (SE), la industria eléctrica mexicana se sustenta sobre una serie de pilares que le permiten mantener una importante presencia en los mercados, tanto nacionales como internacionales:

Talento. Según la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES) hay más de 900 mil estudiantes de educación superior matriculados en programas de ingeniería y tecnología
Costos competitivos. De acuerdo con un estudio de la consultora internacional KPMG, México destaca como el país de América con menores costos de operación en procesos relacionados con la manufactura del sector eléctrico
Acceso logístico. Existen importantes y numerosas ventajas derivadas de la cercanía al mercado norteamericano
Capacidad de proveeduría. El país tiene la capacidad para proveer una serie de procesos que son utilizados en la industria eléctrica, entre los que destacan: maquinado, fundición, extrusión, ensamblado, estampado, inyección de plástico, inyección de aluminio, forja, laminado, soldadura, pailería y tratamientos superficiales térmicos, entre otros

En virtud de estas fortalezas, las compañías del sector en México se clasifican en los siguientes rubros:

Motores eléctricos y generadores. Incluye a los generadores de corriente directa y alterna, motores universales, convertidores rotativos, transformadores eléctricos, convertidores estáticos, etcétera
Equipos de distribución y control de electricidad. Comprende los aparatos eléctricos para la conexión o protección de circuitos eléctricos, aparatos para corte, seccionamiento, cuadros, paneles, consolas, etcétera
Electrodomésticos y herramientas. Abarca cualquier aparato, utensilio o máquina utilizado en el hogar que use electricidad como fuente de energía. Esta industria se divide en dos grupos: los enseres mayores y menores. Los primeros son los aparatos electrodomésticos utilizados de manera estacionaria, ya que, por su tamaño y peso, no es posible desplazarlos con facilidad. En cambio, los menores son aquellos electrodomésticos fáciles de mover
Alambre, cables y baterías. Se conforma por hilos y cables aislados, manufactura de acumuladores, pilas y sus baterías, fabricación de lámparas eléctricas, aparatos de iluminación y otros equipos eléctricos

Según el documento Diagnóstico del Sector Eléctrico, desarrollado por la Unidad de Inteligencia de Negocio de ProMéxico, el país es el principal proveedor manufacturero del sector eléctrico en Latinoamérica, con una producción anual valuada en más de 28 mil millones de dólares. De esta cifra, el 26 por ciento corresponde a equipos de distribución y control de energía, mientras que el 19 por ciento pertenece a la producción de motores eléctricos y generadores.

Los niveles de exportación del sector superan los 21 mil millones de dólares, siendo EEUU y Canadá el principal mercado. Entre los productos más transportados están los motores y generadores, convertidores estáticos, interruptores, seccionadores, disyuntores, lámparas y demás aparatos eléctricos de alumbrado.

A la conquista de la competitividad

Competitividad
Con base en el tipo de cambio a nivel global, el gobierno ha señalado en repetidas ocasiones que es momento de aprovechar las ventajas que ofrece la industria mexicana y fortalecer la presencia de sus productos en Norteamérica y Europa.

En esta coyuntura, Normalización y Certificación Electrónica (NYCE) ha desarrollado una serie de soluciones y servicios para promover la competitividad en los sectores manufactureros de productos eléctricos y de consolas de control industrial en México.Para ofrecer un servicio óptimo en la evaluación de la Norma Oficial Mexicana NOM-003-SCFI-2014 – Productos eléctricos – Especificaciones de seguridad, este organismo se ha acreditado en la certificación de 46 Normas Mexicanas (NMX) para el sector eléctrico. Sus servicios, además, se complementan con las siguientes normas:

  • NOM-058-SCFI – Productos eléctricos – Balastros para lámparas de descarga eléctrica en gas – Especificaciones y métodos de prueba
  • NOM-064-SCFI-2000 – Productos eléctricos – Luminarios para uso en Interiores, Exteriores – Especificaciones y Métodos de Prueba
  • NMX-J-024 – Iluminación – Portalámparas roscadas tipo Edison – Especificaciones y métodos de prueba

Cada una de ellas se suma a las ya existentes en el portafolio de NYCE, cuyo esquema de atención tiene por objetivo ahorrar tiempo y recursos a favor de los usuarios.

Como da a conocer la SE, promover la implementación y seguimiento de las NOM es una de las mejores prácticas para incrementar la participación de las empresas del ramo en el mercado, pues la emisión de un certificado indica que es apta para comercializar sus productos y/o servicios en el territorio nacional.

Esto protege la seguridad de los consumidores finales, fortaleciendo la cadena de valor para las más de mil 60 unidades económicas especializadas del sector, como oficinas, plantas manufactureras y centros de distribución.

 

Normalización y Certificación NYCE, S.C.
@NYCE_MX
/ NYCE.MX